¿Vacunarse o no vacunarse contra el covid-19?

Desde que el covid-19 apareció en nuestras vidas, ha sido una enfermedad que ha contagiado a miles de millones de personas y ha matado a muchos en todo el mundo, de manera que se trata de un virus que debe ser controlado, ya que de otra forma no es posible volver a la normalidad.

Y todas las esperanzas de que la vida vuelva a ser como era antes; es decir, que todos salgamos de casa sin tapabocas, que podamos viajar y compartir con otras personas sin riesgo de contagios, están puestas en una vacuna efectiva, y l buena noticia es que muchas de ellas parecen haber cumplido ya todas las fases para poderlas aplicar a la población de forma segura.

Y ahora muchos no quieren la vacuna

Ciertamente las vacunas pasan por muchas fases, no solo es descubrir que funciona y probarla en un laboratorio con ratas u otros animales, sino que también deben ser probadas en humanos, como se ha estado haciendo, y ver que esa vacuna no tenga riesgos a coroto, mediano y largo plazo.

Peo el temor de muchos es que aunque en algunas personas de las miles de personas en las que se ha aplicado han tenido efectos secundarios, e incluso algunas han muerto, la realidad es que esto pasa con todas las vacunas en fase experimental, por lo que no hay que temer pro esto.

Además de ello muchos tienen miedo es de los efectos que se pueda tener a largo palo, y es que ciertamente aun nos e sabe si esta vacuna pueda tener algún efecto secundario que aparezca meses  años después de ser aplicada.

Siempre han existido personas en contra de las vacunas

El hecho de que ahora haya un movimiento que está en contra de las vacunas no es nuevo, pues desde que las vacunas existen hay quienes se han opuesto a sus uso, no hay que recordar que existe un movimiento de padres que dicen que las vacunas que se les colocan a los niños, especialmente vacunas como el sarampión son las causantes de síndromes como el autismo.

Pero la realidad es que no existe un estudio que relacione la aplicación de las vacunas del sarampión o de cualquier otra vacuna con el autismo, y si se ve los beneficios de erradica esta enfermedad con que una pequeña parte de la población padezca autismo, los beneficios pues son mayores.

Quizás sea una cuestión de ética ahora, pero la realidad es que cualquier grupo que este ahora mismo en contra de la vacuna contra el covid-19, está en desacuerdo de volver a la normalidad, y será un grupo que sufra mucho, porque en algunos países será esta obligada y para el ingreso a esos países también, así que no será una cuestión fácil de decidir.

La lucha por quienes deben recibirla primero

Ahora no es por la vacuna, ahora la polémica con la vacuna es quiénes deben recibirla primero, ya que está claro que se tendrán que aplicar en diferentes fases, ya que no es posible que en países grandes como Estados Unidos o Inglaterra, la vacuna se aplique masivamente a toda la población, por ello grupos de los más vulnerables, como los mayores, luchan por sus derechos a ser prioridad.

error: Content is protected !!